Preferencias de cookies
Preferencias de cookies
Te desvelamos los trucos para encontrar tu pintalabios infalible

Te desvelamos los trucos para encontrar tu pintalabios infalible

Con motivo del día mundial del pintalabios, estudiamos a este cosmético a fondo para que siempre sea nuestro mejor aliado. Sigue estos truquitos y darás con el pintalabios que será tu media naranja… o rosa, o rojo, vamos, ¡qué será por colores!

Seguro que estamos de acuerdo en una cosa: para gustos, los colores. Eso es cierto, así que lo que te traemos son unos ‘tips’ teniendo en cuenta los diferentes tonos –y subtonos– de piel, las texturas, etc., pero tu gusto personal y tu estilo valen tanto como estos consejos, nunca lo olvides.

Dime qué piel tienes y te diré qué tono quieres

El primer paso es estudiar nuestra piel, porque además de poder ser clara, media u oscura, tenemos que tener en cuenta que los subtonos pueden variar. Por ejemplo, puedes tener la piel clara pero de un subtono más frío o más cálido. No te preocupes, te contamos todo a continuación.

Pieles claras

Las pieles claras pueden tender más a rosado o a amarillo; esta diferencia es la que nos divide las pieles claras en frías (rosadas) o cálidas.

Para las pieles claras y frías, los colores más recomendables son los rosados (rosas claros, rosa nude, etc.) para un look natural y los rosas más intensos, morados y malvas si buscamos un look más dramático.

Para las pieles claras y cálidas, son más favorecedores los tonos con más temperatura como los nudes beige o más anaranjados para looks naturales o los corales y albaricoques intensos para looks más vibrantes.

Pieles medias

Con la piel media pasa igual, tiene subtonos que hacen que algunos tonos nos favorezcan más que otros. En este caso, encontramos pieles medias frías (con un subtono más rosado) o cálidas (más cetrinas), pero también tenemos el subtono oliva.

Normalmente, las pieles medias frías suelen coincidir con personas de tono medio de piel pero rubias; si es tu caso, opta por los rosas, porque tienen subtonos azulados que combinarán genial.

Las pieles más cálidas se identifican porque, al tomar el sol, adquieren ese precioso tono dorado. Si es tu caso, opta por colores rosados más cálidos, anaranjados, corales, etc., y si te gustan los colores vibrantes, los corales rojizos te sentarán espectaculares.

Las pieles con subtono oliva coinciden con personas morenas de pelo por lo general, y también se pueden identificar fácilmente según reaccionan al tomar el sol: si te bronceas fácilmente y tu tono de piel morena es más bien oscuro, los corales y tonos ácidos van a ser grandes aliados para ti. Los rosas intensos y cerezas, colores rojizos, tonos melocotón, dorados e incluso marrones te sentarán genial.

Pieles oscuras

Para pieles oscuras dependeremos también del subtono, pero tenemos que basar nuestra búsqueda en tonos de alta pigmentación y de medios a oscuros: los tonos muy claros –especialmente, si hablamos de pasteles–, por lo general, no resultan demasiado favorecedores.

Para las pieles oscuras, en general, toda la paleta va a ser buena opción –mala suerte para todas aquellas que no tenemos tanta melanina–, pero los tonos especialmente favorecedores son los vibrantes y que contrasten. Si optas por un tono oscuro, ten cuidado con los morados: en ocasiones, pueden dar un aspecto demasiado apagado a la tez si tienes la piel oscura.

El rojo, el comodín del público

El labial rojo es un caso curioso, y es que es el tono que favorece a todas las mujeres, independientemente del tono de piel o del color de pelo. Si bien es cierto que los subtonos hay que tenerlos en cuenta, porque hay muchas variedades de rojo y sentarán mejor a unas u otras, los labios rojos son claramente infalibles.

Pásate por nuestra sección de labiales y hazte con tu tono favorito para celebrar con nosotras el día mundial del pintalabios.

Publicado en 27/07/2018 Home, Noticias

Scroll To Top